Reescribir y pasar página

Me gusta mirar la vida como si se tratara de una novela, de un libro en el que transitamos por capítulos (unos más oscuros, otros más luminosos, unos más extensos, otros más breves).

Cuando miramos hacia atrás, a veces nos damos cuenta de que hemos pasamos demasiado tiempo en algún capítulo de nuestra vida o de que no hemos dedicado el suficiente, a otro. En ocasiones nos quedamos extasiados y atrapados en el drama o la trama de suspense de algunas páginas, por la adrenalina que esto nos provoca. Esto nos da una sensación fugaz de «estar vivos» y nos evita enfrentarnos a la incertidumbre de las páginas en blanco.

Cada capítulo tiene un significado y un sentido y en cada capítulo hay un aprendizaje.

¿En qué capítulo estás? ¿Qué título le pondrías?

Con este post me despido hasta pasadas las fiestas de Pascua, hasta el próximo 7 de abril. Tomamos unos días de descanso para revisar nuestras páginas e ir encaucando la trama. 😉libro de tu vida.001

Autoestima

La autoestima según Nathaniel Branden (comparto plenamente su visión) es la suma de la Eficacia personal + el Respeto hacia uno mismo.

Eficacia personal: Nuestra capacidad para desenvolvemos en el día a día de una manera satisfactoria para nosotros mismos, en la toma de decisiones, la resolución de dificultades, la comunicación con el otro, etc.

Respeto hacia uno mismo: El trato que tenemos con nosotros mismos, tanto en los «éxitos» como en los «fracasos». La paciencia, el amor y respeto que nos proporcionamos a través de nuestro diálogo interior y de nuestros actos.

Hay personas muy eficaces pero con un diálogo interior muy exigente y poco respetuoso. Hay personas más permisivas y compasivas consigo mismas, pero más insatisfechas y críticas con el entorno y poco enfocadas a la acción.

¿Qué tal está tu autoestima?

¡Feliz fin de semana!autoestima.001

Sueños, evaluación y acción

En esta entrada de 2015; ¿Cómo te diriges a tus sueños, a tus propósitos y metas?

Decían que Walt Disney tenía tres habitaciones en las que trabajaba para crear sus proyectos:

La habitación de los Sueños: En la que idear, imaginar, fantasear nuevos sueños o ilusiones.

La habitación de la Evaluación: Para reflexionar, valorar y planificar cómo acercarse a los sueños.

La habitación de la Acción: Para construir, llevar a cabo y emprender las acciones necesarias para conseguirlo.

Si lo piensas, cualquier proyecto que emprendamos requiere de las tres en su justa medida. Podemos quedarnos en el sueño sin pasar nunca a la acción, o detenernos en exceso a reflexionar y dar vueltas, descartando nuestras ideas, o ir directamente a la acción de manera compulsiva, sin antes saber cuál es el propósito que deseamos o el camino más fácil de conseguirlo.

Te animo a reflexionarlo y a dedicar más tiempo a aquella habitación que lo requiera. 😉 ¡Feliz 2015!TU NUEVO AÑO.001

Vida y muerte

No seré tan arrogante como para decir que no temo a la muerte, o que no le tengo cierto respeto a esa gran desconocida.

Pero algo que SÍ que afirmo sin duda, es que definir mi propósito de vida y conectar con mi esencia, me ha ayudado enormemente a poder mirarle a la cara, a poder verla, sentirla y experimentarla como un paso más de la vida, con toda su belleza y su sentido.

A medida que en mi vida he ido respondiendo a las siguientes preguntas y he ido actuando para llevarlas a cabo, mis miedos se han ido desvaneciendo:

¿Quién soy?, ¿Qué he venido a hacer aquí? ¿Qué puedo aportar? ¿Cuáles son mis dones?

Te animo a no obviar estas preguntas en tu vida, no pospongas, no demores más. La muerte cobra sentido, solo cuando vivimos con plenitud y conciencia.

¡Feliz jueves lleno de vida!

muerte y vida.001

 

¿Fluir o actuar?

Fluir es dejarnos llevar, no resistirnos a lo que la vida nos presenta.
Actuar es enfocarnos hacia lo que deseamos y elegir.

Las dos son compatibles y necesarias.

Pero cuando la norma es dejar que el universo fluya, corremos el riesgo de quedarnos siempre en el mismo sitio, de vivir vidas de otros, de dejarnos llevar por sus decisiones.

El universo nos pone delante lo que necesitamos aprender, nos facilita el trabajo, pero no decide por nosotros.

Dejarlo todo en manos del universo, a menudo es una evitación para no arriesgar, para no decidir, para evitar perder o tomar la responsabilidad.fluir actuar